lunes, 21 de noviembre de 2016

Tiovivo c.1950, de J.L. Garci

Por Mariano Calderón Domínguez 

     Lo primero de todo agradecer la asistencia a los poquitos que nos reunimos en este nuevo ciclo sobre cine. Fuimos pocos pero salimos satisfechos porque la película, desconocida para todos nos gustó mucho.
Aunque por la larga duración de la misma no pudimos hacer un forum sobre la misma, hicimos algo poco ortodoxo, que esta vez al ser pocos se podía permitir, y era hacer comentarios sobre los actores, situaciones de la película, y hasta sobre  el atrezzo.
Tiene Garci un gran mérito en esta  película al haber logrados tan extenso y magnifico reparto, que para mí es un homenaje a todos los actores y actrices que nos han acompañado desde los años cuarenta hasta hoy, con la nostalgia que muchos de ellos ya no están este nosotros, tanto los de primer nivel como los secundarios. Todos tienen un pequeño papel, pero todos destacan por su actuación sencilla y creíble.
            La película narra pequeñas historias  cotidianas, ambientada en un mundo familiar para Garci, el de la banca donde trabajó, el de los cafés tan típico de aquellos años y el que rodea a los espectáculos, como la reventa, la censura y dificultades para hacer cine. En el de los cafés veo un guiño a la colmena de Cela.
Luego están las historia cotidianas, con el hijo enfermo y el contrabando de la penicilina, la preocupación  por la hija enamorada de quien no debe, la entrañable suplantación del bedel del banco, el esperpéntico torero de salón, el drama político de tener  un represaliado político a punto de ser fusilado.
Todo y todos aparecen en esta película,  no oculta la existencia de los falangistas, adictos al régimen,  los curas con sus miserias  humanas. No hace un alegato ni de acusación ni defensa, nos muestra una realidad que nosotros somos la que la juzgamos, los hechos son los que son , como eran las cosas.  
Esta película para el que escribe, 67 años, tiene valor y sentido, para mis hijos quizás alguno, pero para mis nietos nada. Por eso es una peli tan interesante, porque está hecha con ternura, sin acritud, reconociendo la dureza y carencias de aquellos  años. Pero sin añorar aquella vida, porque era pobre y triste, pero haciendo mías las palabras de M. Alcántara, eran malos tiempos, difíciles, pero  eran nuestros y de los nuestros.
Sobre todo esto me ha llevado a reflexionar para mí esta bella película, espero que si alguna no la ha visto se la recomiendo, merece la pena, por sus actores y por sus historias.
Esperamos en la próxima  estar más acompañados. Animo a ello, yo lo estoy. 

              ME GUSTA EL CINE.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada